Te facilitamos consejos para ser un turista responsable.

- Utiliza los recursos naturales, como el agua y la energía, con moderación.
- Escoge las rutas más razonables en tiempo y en distancia, utilizando los medios de transporte que sean menos contaminantes, aunque no sean precisamente los más cómodos o a los que más estemos acostumbrados.
- Como turista responsable elije alojamientos que sean ambientalmente amigables y que muestren una actitud responsable con la comunidad local.
- Trata de minimizar la generación de residuos. Cuando tienes que deshacerte de un residuo, hazlo de la manera más limpia que facilite el lugar.
- Re-utiliza tus botellas y decí no a las bolsas plásticas.
- En un espacio natural esfuérzate para que la única huella que dejes atrás sea la de tu calzado, mantenete en los senderos, estos están diseñados para disminuir la erosión causada por el transito de los visitantes.
- Deja todo como lo encontraste, no remuevas nada que pueda ser parte del equilibrio natural como piedras, plantas, restos fósiles, etc.
- Disfruta de la naturaleza pero no persigas ni toques a los animales silvestres. Reporta los daños ambientales a las autoridades.
- Participa en actividades de conservación local.
- Al comprar regalos y recuerdos busca productos que sean hechos en la cultura local, así favorecerás la economía de los pueblos y la diversidad cultural.
- Honra y respeta a los habitantes de las comunidades locales que visites, ellos tienen mucho que aportarte.
- Respeta los hábitos locales, demuestra comprensión ante situaciones que resultan distintas a tus costumbres.
- Recuerda que tu eres un invitado – no hagas nada que no harías en casa.